Que se le hable correctamente al niño, es el primer paso

Estimulación temprana en el lenguaje oral a niños con fisura de labio alveolo palatino (labio leporino)

Diana Esther Paz Chavarria, tesista de carrera Ciencias de la Educación de la Universidad Salesiana de la ciudad de La Paz, sostiene que la importancia de la estimulación en el lenguaje debe ir con un paso primordial que es el afecto desde el nacimiento “Estimularlos con la naturaleza, con los sonidos de animales, sacarlos de paseo hablarles constantemente y correctamente”.

El taller realizado la tarde de este viernes en instalaciones de Ayninakuna – Asongs en el marco del plan de capacitaciones y conferencias dirigido a padres y familiares de niños con malformación de labio y paladar se impartió importantes técnicas para que los padres puedan utilizar con sus hijos a diario.

La expositora afirma que al imitar sonidos de animales, de coches, repetir palabras, ayudarles en la comprensión de figuras y formas, los niños van adquiriendo más vocabulario y van practicando su forma de hablar su expresión oral.

“Para un desarrollo integral para los niños, se debe ayudar a adquirir capacidades destrezas y habilidades, mejorar su desarrollo cognitivo y que los niños aprendan a ser más independientes, a mejorar su expresión y relacionarse con los demás”, instruyó.

Para Paz Chavarria, hay estrategias que ayudan a reeducar la respiración como por ejemplo ejercicios de soplo, ejercicios gestuales para fortalecer la musculatura ya sea del paladar, de la lengua o de los órganos que intervienen en el lenguaje oral.

Para la educadora, los ejercicios deben ser parte del diario vivir. Sugirió muchas, éstas son algunas de ellas:

• Motivar con frases para que el niño complemente “Te voy a bañar con … (Agua).
• Si tiene juguetes en el momento del baño. ¿Quién está en el agua?… El pato.
• Si vamos en el auto el sonido del tren, del auto, del gato, etc.

“Cada caso, en cada niño es independiente, tiene su manera y su ritmo para aprender y lo que tienen que aprender sus padres es eso, respetar el ritmo de cada uno de ellos”, recomienda.

El taller culminó en un ambiente de confianza, de dialogo muy fluido entre los padres y la expositora a quien expusieron casos particulares y apuntaron varias prácticas y técnicas de estimulación.

“En el día a día deben hablar correctamente a sus hijos, tiene que aumentar su léxico y repetir las palabras para favorecer el desarrollo del lenguaje oral”, finalizó la expositora que también exteriorizó ser madre de un niño con Fisura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *